Patrimonio Artístico de Retascón



Inicio
Historia
Galería Fotográfica
Contacto
En su casco urbano se encuentra la iglesia parroquial católica de la Asunción de la Virgen, de estilo barroco del siglo XVIII, originariamente de estilo mudéjar, cuyo interior alberga valiosos retablos del siglo XV y XVI. El llamado Maestro de Retascón, pintor gótico de principios del siglo XV, dejó su obra más representativa en esta localidad. Autor principal del retablo que se conserva en la iglesia, dedicado a la Virgen María y compuesto de diecinueve tablas, cuya fabricación se sitúa en torno al año 1425.



CATALOGACION DE LOS PALOMARES

Palomar 1

Localización: Roquedal sobre el pueblo. Camino de ascenso trabajado en la roca.

Descripción: planta cuadrada, tapial en los muros, refuerzos en las esquinas, cubierta de teja en doble nivel superpuesto vertiendo en el mismo sentido, al contrario que en Mainar, que a diferente nivel vertía aguas a lados opuestos.
Estado de conservación: fuera de uso, en ruinas, pero aún se conserva la edificación.

Palomar 2

Localización: Roquedal sobre el pueblo, próximo al anterior

Descripción: planta cuadrada, tapial y piedra, teja.
Estado de conservación: fuera de uso, es el peor conservado, está en ruina casi total, sin cubierta y paredes caídas. Rodeado por antenas.

Igualmente se pueden observar los restos de un antiguo castillo gótico.

A la salida del pueblo, en el antiguo camino de tierra que lleva a Daroca, se encuentra un peirón, cuyo estado de conservación es bastante bueno. Fue restaurado en 2003 y en sendas hornacinas tiene las imágenes de San Bartolomé, San Blas, San Cristobal y Santa Bárbara, patronos de las cuatro fiestas que hay en el pueblo. Este tipo de construcción es una especie de monolito de piedra y ladrillo, cuya finalidad debía de ser la de marcar el límite de un territorio.

Más sobre el Retablo de la Virgen con el niño...
Más sobre la Iglesia...
En su término municipal existe también una ermita dedicada a San Cristobal.

La ermita de San Cristóbal de Retascón está situada encima del pueblo, sobre el monte y junto al cementerio.

Es obra de mampostería, con una sola nave de cuatro tramos, con arcos diafragmas apuntados, que arrancan a 1,20 metros del suelo. Una imposta recorre lateralmente el muro y los pilares de los arcos. Las enjutas de los arcos están ahuecadas por unos vanos apuntados, cubierta de madera a dos aguas. Por el lado norte tiene contrafuertes exteriores, tres originales que, como toda la obra, pueden ser del siglo XV. Quizás en el siglo XVIII se le añadieron dos contrafuertes como refuerzo.

Bibliografía:
Esteban Lorente, Juan Francisco y otros: Inventario artístico del partido judicial de Daroca. Realizado en los años 1975-1980 y revisado por Fabián Mañas Ballestín en 1999. Inédito.


Así mismo, hay catalogados dos palomares en ruinas, próximos entre sí, de planta cuadrada y construidos sobre roquedales.
Más sobre los otros retablos...