Patrimonio Artístico de Retascón



Inicio
Historia
Galería Fotográfica
Contacto
Retablo mayor

Este retablo de la iglesia de Retascón está dedicado a la Asunción de la Virgen. Es obra de mazonería dorada con escultura policromada, realizada a mediados del siglo XVIII.

La estructura general del retablo es de planta curva convexa, interrumpida en la calle central. En forma de medio punto cubre toda la cabeza del presbiterio. Consta de un basamento que soporta las columnas del retablo y en cuya parte central se ha situado el sagrario, con las figuras de San Pedro y San Pablo a los lados; éste, a modo de templete arquitectónico, con columnas del mismo tipo que las del retablo. Sobre el basamento se elevan dos cuerpos divididos en tres calles; la calle central, flanqueada por pares de columnas corintias de fuste liso, adornado con guirnaldas. El friso carga sobre las columnas quebrándose y sufriendo una inflexión sobre el arco de la hornacina central. El piso superior que hace de ático es de estructura similar, en el que las columnas han sido sustituidas por pilares adornados con ménsulas y guirnaldas; en el centro, un par de columnas soporta un tímpano curvo y partido haciendo remate. Los paños lisos de la mazonería se decoran con motivos de rocalla, jarrones y flores.

En el cuerpo del retablo están, la Asunción de la Virgen en el centro, con cuatro santos a los lados: Santo Domingo, San Juan Bautista, San Gregorio y San Pedro. En el ático, San Miguel en el centro y en los laterales, San Joaquín y Santa Ana. En el remate aparece el Padre Eterno con la bola del mundo.
Estas esculturas son obra de un taller zaragozano, de mediados del siglo XVIII, que sigue las directrices artísticas que pusiera de moda la escuela de José Ramírez.


Retablo de la Virgen del Rosario

El Retablo de la Virgen del Rosario de la iglesia de Retascón es obra de escultura y relieves, con mazonería y escultura en madera estofada y policromada. Sólo la imagen de la Virgen del Rosario es de bulto; el resto son bajorrelieves.

La mazonería tiene la siguiente forma arquitectónica: una predela de cinco casas con la central hundida en profundidad sobre el plano del retablo; el primer piso se divide en tres calles, las laterales, flanqueadas por columnas corintias que soportan entablamento y frontón triangular; sobresalen del plano de la calle central que es una hornacina sencilla. El segundo piso, también de tres calles, es del mismo estilo que el anterior; sobre los entablamentos cargan tres casas a manera de remate, con un frontón triangular partido en la central.

Tanto la predela como los frisos se adornan con grutescos de hojas y cabezas de ángeles en las enjutas. Iconografía. Predela: Anunciación, Visitación, Nacimiento, Epifanía y Jesús entre los doctores. Primer piso: en la hornacina central, la Virgen del Rosario. En la calle de la izquierda, Santo Domingo y sobre él, la Circuncisión; en la calle dela derecha, San Francisco de Asís y la Ascensión. Segundo piso: en el centro, la Coronación de la Virgen; en la calle de la izquierda, Cristo en el monte de los olivos y la Flagelación; en la calle de la derecha, Camino del Calvario y Coronación de espinas. En el remate, Pentecostés, el Calvario y la Asunción de la Virgen.

Tanto la mazonería como la talla corresponde a un manierismo clasicista de principios del siglo XVI. Este retablo fue contratado entre el escultor Miguel Sanz y el Concejo de Retascón y la Cofradía del Rosario el día 15 de abril de 1603.


Retablo de Pentecostés

Este retablo de la iglesia de Retascón es obra de pintura realizada al óleo sobre tabla (1,82 x 1,60 m.), más el ático (80 x 64 cm.). Es de la segunda mitad del siglo XVI, de un pintor aragonés. La mazonería es plateresca y está formada por balaustres y grutescos y está compuesto por predela, cuerpo de tres calles y ático.

En la predela están pintadas Santa Bárbara, Santa Ana la Virgen y el Niño Jesús y Santa Quiteria. En la calle central aparece la Venida del Espíritu Santo sobre la Virgen y el colegio apostólico. En la calle de la izquierda está San Miguel y en la derecha, San Gabriel. Sobre ellas, dos círculos con caras. En el ático está el Calvario. En la misma capilla, a ambos lados del retablo, hay dos esculturas: Santa Bárbara (90 cm.) en madera estofada y policromada, obra del siglo XVII; San Antonio Abad (94 cm.) en madera policromada, obra de la segunda mitad del siglo XVIII.



Retablo de Santa Bárbara

Este retablo de la iglesia de Retascón mide 2,40 m. de ancho. Realizado a finales del siglo XVII. Es obra de pintura realizada al óleo sobre lienzo y mazonería en madera policromada.

La mazonería está formada por un par de columnas salomónicas con uvas y hojarasca sobre dos grandes ménsulas; las columnas sirven de marco al lienzo y soportan un entablamento muy quebrado con otro lienzo. Es de buena talla y bien policromada. En el lienzo principal está Santa Bárbara y una escena de su martirio en la lejanía (1,68 x 1,30 m.) En el ático, otro lienzo de San Cristóbal: es pintura de poca calidad.

En la misma capilla hay una escultura de San Cristóbal con el Niño. Talla en madera policromada de mediados del siglo XVIII, obra bastante cuidada de taller zaragozano, de influjo de los Ramírez. Hay también, sobre el altar, dos esculturas modernas de San José y San Blas.


Retablo de Santo Cristo

Este retablo de la iglesia de Retascón consta de una mazonería dorada, formada por dos columnas corintias que soportan un frontón triangular partido y sirve de marco a un Calvario compuesto por un Cristo tallado en bulto redondo y un fondo pintado al óleo sobre tabla con la Virgen y San Juan, el sol y la luna.
Es obra de finales del siglo XVI, de tipo clasicista.


Bibliografía
Esteban Lorente, Juan Francisco y otros: Inventario artístico del partido judicial de Daroca. Realizado en los años 1975-1980 y revisado por Fabián Mañas Ballestín en 1999. Inédito.