Inicio
Historia
Galería Fotográfica
MISCELANEA DE RETASCON
MISCELANEA DE RETASCÓN


    Por protección que no quede. Cuatro patronos tiene Retascón: Santa Bárbara, San Bartolomé, San Blas y San Cristóbal. Viajamos hoy hasta Campo Romanos, para pasear por un municipio que agrupa el caserío en una hondonada que lo camufla. Descubrirlo es como una aparación, cosa repentina. Y merece la pena. Se vivió del cereal, según me cuenta el Alcalde Armando Monge. Y también hubo en el monte alguna que otra calera, cuya producción se vendía en la vecina Daroca, la capital comarcal. Nada más llegar, me encuentro con Román Marzo, que es pastor: "Mal está lo de la ganadería. En el pueblo hemos "contao" hasta una docena de pastores, que manejábamos más de tres mil cabezas. Ahora solo quedan unas seiscientas cincuenta reses; yo llevo centenar y medio, el resto son de un compañero de oficio. Empecé muy pequeñico, no había cumplido diez años y ahora tengo setenta y uno, figúrese si lo llevo "trabajao".

    Oteando el paisaje, me parece descubrir nubarrones con sorpresa, quizá más tarde descarguen lluvia....  "Del Ojo Pardo de Abanto salían muchas tormentas, que nos llegaban de la parte de Calatayud y no pocas veces con piedra. Ahora, para peligrosos los rayos, que van mucho a la lana y a los ojos de las ovejas. En 1975 uno me mató media docena; lo vi caer y no acabó conmigo de milagro. Enseguida fui a sacar del retiro al "ganao", porque unas reses estaban electrocutando a las otras, se ve que la corriente pasaba entre ellas. Salvé, a la mayor parte, pero aún con todo, además de las quemadas, cuatro o cinco se quedaron tontas".

    Luis Saz me enseña los escasos restos que quedan de un castillo medieval que prefieren llamar "la iglesia vieja". Cuentan que de allí salía un pasadizo tan subterraneo como secreto que atravesaba por debajo de algún corral hasta no se sabe dónde. ¿Habrá tesoros escondidos?. Retrato dos palomares medio derruidos, auténtico vestigio de arquitectura popular. Mientras disparo la máquina recuerdo que en Aragón hemos considerado que los palomos tienen instinto lujurioso, pero también saben dominarse y ser fieles a sus parejas. Allá por el XVII Ferrer de Valdecebro - que nació en Albarracín- anotó en uno de sus tratados: "Cándido y sencillo pájaro y el más venturoso que puebla la región del viento es la paloma. Es ave muy lasciva y en medio de la violenta pasión, se contenta con una esposa el palomo, sin que ni uno, ni otro se hagan agravio con otros diferentes, guardándose lealtad con mucha paz y cariño; y esto es con tanto exceso, que si se muere el palomo, no se permite a otro ninguno la paloma". ¿Será verdad?

    La Ermita de San Cristóbal está en lo más alto, junto al cementerio. Es curioso, al ocupar la cima de un cerro los muertos siempre estarán más cerca del cielo que los vivos. Veo la Piedra Aguila, en la que según me dicen "se posaban muchos buitres". En el término municipal también hay dos cuevas famosas: la del Dragón y la del Ermitaño, pero ni uno ni el otro están ya, y tampoco se les espera.

    Dejo para el final la parroquial. Una placa de cerámica proclama con ortografía antigua: "Yglesia de los Ángeles". La verdad es que son pocas las dedicadas así, sin más, a estos espíritus celestes.


Artículo publicado en el Heraldo de Aragón el 14 de febrero de 2010