Retascón, mi pueblo...



Inicio
Historia
Galería Fotográfica
Contacto
Ya me lo decía mi abuelo, donde mejor se está, es en el pueblo.

No hay prisas ni estrés y da igual comer a las dos que a las tres.

No te empujan por la calle, ni en los bares, ni se escuchan ruidos molestos y dispares.

Te saluda el de la boina y el del sombrero, que aquí se conoce el mundo entero.

La vida se vive despacio y bien, disfrutando del día y de la noche también.

Una iglesia, una plaza y el ayuntamiento y unas fiestas para combatir el aburrimiento.

Una buena charla a la fresca de las noches de verano o una buena cena a la lumbre de la leña en invierno.

Es aire limpio y campo para trabajar.

Un niño corriendo en libertad.

Los chorizos y las morcillas joreando y una abuelita en la calle alcahueteando.

Es, en fin, un buen lugar de reflexión... donde prima la gente honesta y de corazón.

P. D.- ¡ Que razón tenía mi abuelo !


                                                                                                       Un vecino.