Inicio
Historia
Galería Fotográfica
Contacto

Yo no tengo una idea muy clara de lo que hay después de la vida, pero creo, siento y sé que esté donde esté mi abuelo, me esta escuchando. Por eso, y aunque ya lo sepas, quiero darte las gracias. Gracias por estar ahí siempre y por cuidarme; Gracias por llevarme al colegio y  comprarme chucherías; Gracias por tus excursiones al cine y a comer calamares; Gracias por despertarme cada mañana, prepararme el almuerzo y llamar al ascensor para que no llegara tarde; Gracias por comerte de mi plato lo que no quería y por ser el eterno hombre del tiempo. Gracias por enseñarme los girasoles y por enseñarme a patinar. Gracias por hacerme entrar en razón en muchos de mis enfados con el mundo y por transmitirme a tu manera ese espíritu de rebeldía. Gracias por venir a buscarme tantas veces y por llevarme de aquí para allá y de allá para aquí. Gracias por tus refranes y tus bromas que hasta tus últimos días contabas. Gracias por tus recados, tus consejos, tus regalos y tu cariño. Gracias por enseñarme tantas cosas de la vida, algunas siendo consciente de ellas y otras por tu manera de ser. Gracias por ser un padre, un amigo, un guía, un compañero y sobretodo por ser el mejor abuelo del mundo y por hacerme sentir a mí la nieta más especial y feliz del universo. Espero si algún día soy abuela poder dar a mis nietos todo el amor que tú me has dado. Por esto, y muchas cosas más, gracias.

Y gracias a todos los que le acompañasteis en su último adiós.

Ha sido cabezón y gruñón, pero también sincero, honesto y luchador por las causas que tú creías justas. Siempre te he sentido como una persona especial y siempre pensé que te vería en tu escritorio leyendo el periódico, pero no, la vida pasa y hay personas que nos van dejando en cuerpo, pero que su espíritu sigue con nosotros. Tú siempre has estado conmigo, estas y estarás presente en mi vida. Aparte de darte las gracias, quiero decirte que te quiero con todo mi ser y que tu nieta del ojito derecho te desea, estés donde estés, buena estancia y buen viaje.






A mi abuelo Roberto: 24/02/2013

Elena

Carta de Elena a su abuelo Roberto